image1

La Ganadería

Texto: Iker Cué

Cuando hablamos de la ganadería, la dehesa o el campo bravo, no sólo nos referimos al espacio donde vive el toro bravo, si no también, donde miles de especies pueden llevar a cabo su vida en plenitud. También a las hectáreas de campo que le dan trabajo a miles de mexicanos. Desde el vaquero o campesino más humilde, hasta el ganadero o el torero. Las ganaderías promedio en México, le dan una hectárea de campo a cada animal bravo que vive en ella. 

Mucha gente critica la muerte del toro, pero nadie habla de cómo vive. Un toro bravo que va a la plaza de toros a ser lidiado, vive de cuatro a cinco años libre en el campo. Desde que nace vive con su madre hasta que van al herradero, que es cuando les marcan con fuego el hierro y su número correspondiente. De ahí los separan en corrales por camada a comer y crecer para llegar en condiciones óptimas a la plaza. Tienen un espacio abierto enorme toda su vida, con la comida y agua que quieran, sin ser molestados por el humano. 

Sólo el 6% de los animales que hay en una ganadería van a la plaza, mientras los otros se quedan a padrear y a seguir con su vida como salvadores de la dehesa. Las vacas son tentadas, lo que quiere decir que las torean a puerta cerrada para probar su bravura y considerar cuál debe ser su futuro para que la ganadería tenga los mejores animales posibles. A un ganadero le cuesta aproximadamente 25,000 pesos sacar adelante a un becerro desde su nacimiento hasta su muerte. Y cada rancho puede tener de 100 a 400 vacas mas los toros sementales y los que no han sido toreados.

En la ganadería también viven otras especies que junto con el toro, se ayudan a seguir vivas manteniendo su hábitat natural. Estas especies pueden ser desde insectos y serpientes, hasta conejos y perros. No sólo es fauna la que hay en una ganadería, la flora también tiene un papel fundamental en la vida del toro. 

Una de las formas en las que se mantiene el equilibrio natural del campo es por medio del agostadero, donde para evitar la erosión por la población animal, los toros se van rotando por temporadas en diferentes áreas de la ganadería. De esta forma, aprovechan el campo para obtener su alimento pero a su vez se deja descansar la tierra para que no se erosione. 

Yo soy afortunado de poder conocer algunas ganaderías de México y ver cómo vive un toro bravo en plenitud. Ojalá la gente que critica la fiesta brava, pueda conocer una ganadería ver la realidad de la vida del toro. También gente que no la critica, para fomentar la fiesta y hacerla más grande todavía.